Audrey Mestre

11 de Agosto, 1974 - 12 de Octubre, 2002
En Memoria de nuestra amada Audrey Mestre, una gran freediver y una persona excepcional...
Audrey, siempre estarás en nuestros pensamientos y en nuestros corazones! Te queremos mucho!

Diciembre de 2020
Se acerca la Navidad. Adorne la casa ¿para qué? ¿Para quién? Todos los años durante los últimos 18 años, me digo a mí misma que no voy a poner nada como decoración, ya no tengo ganas, y luego pienso en ti, en la alegría que tenías cuando comenzábamos a instalar todo. Las dos lo hacíamos cuando aún vivías con nosotros, y luego cuando te fuiste a estudiar a La Paz, tenía que esperarte para instalar todas las luces interiores y adornar el árbol. Luego te fuiste a vivir tu vida al lado de Pipin y nos esperabas, o más bien nos esperaban para ir juntos a comprar el árbol y decorarlo. Hacíamos varios puestos de ventas ya que lo querías un poco más grande cada año. Nos reíamos, te decíamos que un día Pipin iba a tener que hacer un agujero en el techo de la casa para que quedara el árbol dentro de la casa. Eran tiempos de felicidad y despreocupaciones. Y luego todo cambió y tuvimos que empezar a aprender a vivir sin todos esos pequeños detalles que eran nuestra alegría de vivir. Es duro, muy duro, pero no tenemos opción, la vida sigue y tenemos que vivirla como es.
Por eso hoy quiero decirte que todavía te extrañamos mucho, que nada ha llenado este vacío que dejaste cuando te fuiste, que todavía estás muy presente en nuestra vida cotidiana, que todavía desearía poder llamarte y contarte todo lo que hago de mi día, todas las novedades, como por ejemplo el hecho que este año volvimos a reencontrarnos con nuestros amigos de Francia, Emile y Gigi. Gracias a la nueva tecnología que nos permitió reconectarnos y poder comentar con ellos todos los buenos momentos que pasamos en su compañía, todas las salidas que hicimos juntos los fines de semana, todos los juegos que compartiste con sus hijos, Steph y Fifi.
Estas para siempre en nuestros corazones y en nuestros pensamientos.
Te amamos, cariño.
Tu mamá de por vida.